Tema 2º: LA DIVERSIDAD CLIMÁTICA DE ESPAÑA


Lo primero que debemos precisar antes del desarrollo de este tema es la diferencia existente entre “tiempo atmosférico” y “clima”. El TIEMPO ATMOSFÉRICO es el estado de la atmósfera sobre un lugar determinado en un momento concreto, y por lo tanto tiempo carácter efímero y eventual 
(el tiempo que hará un día, un fin de semana, etc.).
En cambio, el CLIMA es la sucesión habitual de tipos de tiempo sobre un lugar determinado. Tiene un carácter permanente y para poder realizarse dicha síntesis de tiempos, debemos realizar una observación y registro de al menos 30 años (en el Sudeste de la Península tenemos un clima mediterráneo seco). Las ciencias que estudian ambos aspectos son la Meteorología y la Climatología, respectivamente.  Tanto el tiempo atmosférico como el clima son resultados de la combinación de una serie de factores y elementos climáticos.


1)      LOS FACTORES DEL CLIMA

Son aquellos aspectos que ejercen una influencia permanente e inalterable sobre el clima.
a)      Factores GEOGRÁFICOS:
i)     LATITUD:
Es la distancia respecto a la línea imaginaria del Ecuador. En ese sentido, España se encuentra en la zona templada del Hemisferio Norte (la Península entre los paralelos 43º / 36º N, y las Canarias entre los 29º / 27º N), lo que determina la existencia de estaciones térmicas bien diferenciadas, especialmente en el área peninsular y las Baleares.

ii)   SITUACIÓN:
Al estar en una zona de confluencia entre dos grandes masas de agua (Atlántico y Mediterráneo) y dos continentes (África y Europa), la Península se ve afectada por masas de aire de características térmicas y humedad muy distintas. Respecto a Canarias, la influencia les llega de su cercanía a las costas africanas y de su proximidad al Trópico de Cáncer.


iii) INFLUENCIA DEL MAR:
El mar ejerce un efecto termorregulador, moderando las temperaturas ya que tarda más en perder sus cualidades térmicas (enfriarse o calentarse) que la tierra, por eso la amplitud térmica es menor en las zonas costeras. En el caso de los dos archipiélagos, Baleares y Canarias, este influjo es claro. En cambio, en la Península la influencia marítima es escasa debido a su gran anchura, la forma rectilínea de sus costas y la disposición del relieve en cadenas montañosas paralelas a la costa, por ello hacia el interior el carácter continental se acentúa.

Además,  las corrientes oceánicas que recorren la superficie marítima desplazan grandes masas de aire a las cuales cargan de humedad y transmiten su temperatura; así, las costas bañadas por corrientes frías o cálidas ven condicionadas sus condiciones climáticas.
Corrientes marinas

iv) RELIEVE:
Junto a la disposición costera del relieve, otro de los aspectos a considerar de la orografía peninsular es el sentido oeste-este de las cordilleras, lo que frena las masas marítimas de aire sur o norte. Además, esta disposición deja a algunas cuencas del interior encerradas y aisladas del influjo de las masas de aire marítimo, generando nieblas o aridez.

La altitud del relieve también condiciona debido al descenso de temperatura conforme se asciende verticalmente (-0’6º / 100m.), que condiciona las precipitaciones por remonte orográfico (efecto föhn: llueve en altura en las laderas de barlovento). Además, puede propiciar que se generen precipitaciones horizontales (como el mar de nubes en Canarias) y altos contrastes climáticos entre las laderas de solana (expuestas al sol) y de umbría (en la sombra).

 

Efecto FÖHN
Mar de Nubes (Tenerife)
b)      Factores  TERMODINÁMICOS:
Son los responsables de la Circulación atmosférica, es decir, el proceso por el cual se mantiene el equilibrio calorífico del aire terrestre, mediante desplazamiento de masas de aire de distintas propiedades térmicas. El equilibrio energético se da en dos niveles: en altura (troposfera) y en superficie.

Capas de la atmósfera
Circulación General Atmosférica

i)     Circulación en altura: JET STREAM
En la zona templada  del Hemisferio Norte (30º a 60º N), la circulación en altura está condicionada por la “Corriente en chorro” o Jet Stream: un potente flujo de vientos de estructura tubular, que circula a gran velocidad con sentido oeste-este, a unos 9 / 11 km de altura en la tropopausa. 
La corriente en chorro puede variar de velocidad e intensidad (desde los 90 a más de 160 km/h), formando trazados rectos y zonales o formas onduladas que dan lugar a dorsales (altas presiones) y vaguadas (bajas presiones).
Además, se desplaza estacionalmente, bajando de latitud en invierno (cuando afecta a España) y ascendiendo en verano.

Ondulación del Jet Stream

ii)   Circulación en superficie: CENTROS DE ACCIÓN, MASAS DE AIRE y FRENTES.
En este caso la circulación atmosférica está protagonizada por:
-          Centros de acción: Anticiclones y Borrascas.
La presión atmosférica es el peso del aire sobre una unidad de superficie, se mide con un barómetro, se expresa en milibares (mb) y se representa en mediante isobaras (líneas que unen puntos con la misma presión, siendo 1016 el valor limítrofe). Las diferencias de presión en la atmósfera pueden dar lugar a movimientos de masas de aire, puesto que el aire se mueve de las regiones de presiones más altas a las de presiones más bajas, hasta que la presión se iguala.
Centros de acción atmosférica

Según su origen distinguiremos entre centros de acción térmicos y dinámicos.


  • Anticiclones: son centros de una zona de altas presiones, desde ellos el aire desciende en sentido horario en un fenómeno llamado subsidencia, que impide la formación de nubosidad y genera un tiempo estable. Un anticiclón térmico se produce cuando el aire se enfría y desciende aumentando la presión atmosférica. Da lugar a un tiempo seco, soleado y frío.

    Anticiclón


  • Borrascas (o depresiones): son centros de una zona donde la presión del aire es más baja que la zona que la rodea. Los vientos asociados a las borrascas giran en sentido contrario a las agujas del reloj, por el efecto de Coriolis. Cuando una cuña de aire caliente queda atrapada entre masas de aire frío, se enfría rápidamente y asciende, la carga de humedad que tiene se condensa, forma nubes y al llegar a una cierta altitud (volviéndose el aire más frío) da lugar a precipitaciones. Por eso las borrascas dan lugar a un tiempo nublado e inestable.
Borrasca
Los anticiclones y depresiones dinámicos son los asociados a la Corriente en chorro, es decir, a las dorsales y vaguadas que se forman al ondularse. En el caso de la situación atmosférica en España destacan especialmente el anticiclón de las Azores y las depresiones de Islandia y del Golfo de Génova.
Centros de acción que afectan a España



-          Masas de aire:
Son porciones de aire con unas características concretas de temperatura, humedad y presión, según su origen. Según su origen encontramos las siguientes:
o   Ártico (A): es muy fría y proviene del Polo. Puede ser Am (muy fría y húmeda, produce nevadas). Ac (muy fría y seca, produce días claros, soleados y muy fríos, con heladas, proviene de Liberia).

o   Polar (P): es fría y proviene del Círculo Polar. Puede ser Pm (fría y húmeda, recorre el Atlántico norte), y Pc (es fría y seca, produce sol y frío en invierno, procede del interior del continente europeo).

o   Tropical (T): tiempo soleado y caluroso. Puede ser Tm (tiempo cálido, procede de las Azores, va perdiendo humedad y puede afectar todo el año, afecta menos en invierno). Tc (procede del norte de África, del Sáhara, mucho calor y sequedad.).
Masas de aire que afectan a la península




-          Frentes:
Son superficies que separan dos masas de aire de distintas características, una fría y otra cálida, por lo que conllevan un cambio brusco de las propiedades del aire y siempre provocan inestabilidad.


A la Península afecta sobre todo el FRENTE POLAR, que separa masas de aire polar y tropical. Sus ondulaciones generan cambios bruscos en las propiedades del aire y por lo tanto, provoca una situación muy inestable.
Frente polar en latitudes medias


2)      LOS ELEMENTOS DEL CLIMA
Son los aspectos observables y cuantificables del estado de la atmósfera.

a)      Insolación y nubosidad:
Es la cantidad de radiación solar que recibe la superficie terrestre. En España, por su situación latitudinal hay zonas que superan las 2000 hrs anuales, con un máximo en verano y un mínimo en invierno.

La nubosidad es el estado de la atmósfera en el que el cielo aparece cubierto de nubes. En España el máximo punto de nubosidad se da en la Cornisa Cantábrica, mientras que el mínimo en el Valle del Guadalquivir y áreas de las Canarias.


b)      Temperatura:
Es el índice de calor del aire y se mide a un metro de altura con un termómetro, expresándose en grados (ºC), y se representa gráficamente en un mapa de ISOTERMAS: líneas imaginarias que unen puntos con igual temperatura. Los contrastes térmicos en la península se deben a tres causas: latitud (temperaturas medias conforme nos alejamos del Ecuador), la influencia marítima (las zonas costeras tienen temperaturas más suaves que las del interior) y la altitud (descenso térmico de 0’6º por cada 100m que se asciende, y diferente temperatura entre las vertientes de solana y las de umbría).



Otros aspectos a considerar en las temperaturas son la amplitud térmica y las heladas. La amplitud es la diferencia de grados de temperatura entre el mes más cálido y el más frío (más baja en las costas que en el interior).  


Las heladas se producen cuando la temperatura del aire baja de los 0ºC y se produce con mayor frecuencia en el interior y las zonas de montañas en los meses más fríos.
Días del año con heladas

c) Precipitaciones:
Agua que cae desde las nubes, pudiendo presentarse en forma líquida (lluvia) o sólida (nieve y granizo). Se mide el registro total acumulado en milímetros (mm), usando el pluviometro, y se estudia su distribución a lo largo del año (variaciones estacionales). Gráficamente se representan mediante un mapa de ISOYETAS: líneas imaginarias que unen puntos con el mismo valor de precipitaciones registradas. Las precipitaciones se originan por la elevación, enfriamiento y condensación del vapor de agua contenido en el aire. Según su causa distinguimos entre precipitaciones: orográficas (remontes de relieve), convectivas (por el calentamiento rápido del suelo) y frontales (al entrar en contacto dos masas de aire de distintas características).

Los mayores registros de precipitación en España se dan en toda la cornisa cantábrica, especialmente en las vertientes de barlovento de los macizos montañosos.  

Coincidiendo con la llegada del frente polar en invierno y las masas de aire frío, es frecuente que las zonas más elevadas (cordilleras peninsulares) registren nevadas.



d) Humedad, niebla y calima:
La humedad relativa es la cantidad de vapor de agua contenido en el aire. Depende directamente de la proximidad al mar (lagos, ríos, etc.) y de las temperaturas (disminuye cuando hace más calor), puesto que procede principalmente de la evaporación.
La niebla es la suspensión de diminutas gotas de agua en las capas más bajas de la atmósfera, se condensan pero no llegan a ascender ni precipitar. La niebla reduce la visibilidad a menos de 1 km. Pueden producirse por: irradiación terrestre (pérdida de calor del suelo al anochecer en días fríos y despejados) y por advección (contacto de masas de aire sobres superficies  húmedas, como lagos y ríos, con distintas características térmicas).

La calima es un bruma seca que reduce la visibilidad por la concentración de partículas de polvo en suspensión en las capas bajas de la atmósfera. Se produce los días de verano con tiempo seco y anticiclónico, especialmente en las Canarias.
Calima procedente del Sáhara
e) Presión y Viento:
La presión atmosférica (peso del aire en la atmósfera) depende de las características de las masas de aire que se sitúan sobre España. En la península encontramos Altas presiones en invierno y verano (estabilidad atmosférica) y Bajas presiones en primavera y otoño (inestabilidad y mayores precipitaciones).
Los vientos son movimientos horizontales del aire en relación con la superficie terrestre, desde las altas a las bajas presiones. El viento predominante de la Península es el viento de poniente, que penetra desde el Oeste y se va secando y calentando al atravesar la Península. Además, se dan otros vientos locales ocasionados por la orografía y la influencia costera (galerna, cierzo, tramontana, levante...).



f) Evaporación y aridez:
La evaporación del agua es el proceso por el que se transforma en vapor a temperatura ambiente, siendo más intensa con mayores temperaturas (verano y horas centrales del día). Cuando ese proceso se produce con la humedad de la superficie terrestre debido a la insolación, se denomina evapotranspiración.
La aridez es la relación entre el calor y la humedad en un espacio dado, aumentando con temperaturas elevadas y ausencia de precipitaciones (tiempo característico del verano mediterráneo). Se puede calcular usando fórmulas como el "Índice de Gaussen": 2TºC > Pmes decir, hay aridez si el doble de la temperatura de un mes es superior a las precipitaciones registradas.




3. TIPOS DE TIEMPO ATMOSFÉRICO EN ESPAÑA:
Pese a lo variante que es el tiempo, a lo largo del año se repiten ciertas situaciones atmosféricas en determinados momentos o estaciones, dando lugar a tipos de tiempo característicos.

  • En la Península: 
    • Durante el INVIERNO: la corriente en chorro desciende y empuja al anticiclón de las Azores hacia latitudes más meridionales, con lo que permite una mayor incidencia del frente polar y de las borrascas atlánticas generándose un tiempo inestable y con temperaturas suaves (tiempo del Oeste). También puede darse un predominio de los anticiclones, tanto el de tipo térmico peninsular y centroeuropeo (tiempo del Nordeste) como de origen polar atlántico (tiempo del Norte y Noroeste).




    • En VERANO: predomina el tiempo estable y cálido, generado por el anticiclón de las Azores, que asciende en latitud y se sitúa junto a la Península. Además, de manera ocasional tenemos olas de calor provocadas por la incidencia del anticiclón térmico norteafricano, y tormentas veraniegas debidas al calentamiento del suelo y la irrupción de masas de aire frío en altura.

Ola de calor

Tiempo tormentoso de verano



    • En OTOÑO y PRIMAVERA: el tiempo es más variable, alternándose predominios de anticiclones con el paso de frentes del Atlántico y temporales del sur o del levante. Además, a comienzos de otoño son frecuentes las gotas frías por las borrascas térmicas generadas sobre el Golfo de Génova y la irrupción de masas de aire frío en altura.
Tiempo del Oeste. Paso de Frentes

Tiempo del Oeste Temporal del sur

Tiempo del Este. Temporal en Levante




  • En las Canarias: el tiempo está condicionado por la incidencia prolongada del anticiclón de las Azores y el predominio de los vientos alisios del NE, lo que provoca un tiempo generalmente estable. Con el desplazamiento ocasional del anticiclón se propicia la incidencia de masas de aire polar marítimo en invierno (provocan fuertes temporales) y de advecciones de aire seco sahariano en verano (olas de calor y calima).

4. TIPOS DE CLIMA EN ESPAÑA

Dentro del territorio español encontramos gran variedad de climas:
- En el territorio peninsular y las Baleares, los climas: oceánico (costero y de interior), mediterráneo (de interior, costero y semiárido) y de montaña.
- En el archipiélago canario con clima subtropical seco y de montaña.


4.1.- Clima Oceánico:
Se localiza en el norte de la Península (Galicia y franja cantábrica).
  • Precipitaciones abundantes y regulares (por encima de 800 mm anuales y más de 150 días con lluvias). Son algo más abundantes en invierno por la incidencia de las borrascas arrastradas por el Frente polar, y un mínimo en verano por el ascenso del anticiclón de las las Azores, aunque no llega a darse sequía estival.
  • Temperaturas suaves y amplitud térmica escasa (por debajo de 15ºC), especialmente cerca de la costa, donde los veranos son frescos (medias por debajo de 22ºC) y los inviernos moderados (mínimas entre 6ºC-10º). 
En las zonas más alejadas de la costa el clima oceánico se vuelve de transición o más "continentalizado".
Climograma, Bilbao
Bilbao
Climograma, A Coruña
La Coruña
Climograma, Ourense
Ourense


4.2.- Clima Mediterráneo:
Área climática más extensa de España (desde la cornisa cantábrica hasta Ceuta y Melilla), pero presenta distintos matices en las temperaturas y precipitaciones, dando lugar a varios subtipos: de interior, costero y árido.
En líneas generales, se trata de un clima templado de veranos calurosos y con precipitaciones escasas e irregulares (por debajo de 800 mm, con máximos equinocciales y sequía en verano por el ascenso en latitud del anticiclón de las Azores --> ausencia de precipitaciones y alta insolación).

  • Mediterráneo costero
Se localiza en toda la costa mediterránea peninsular (salvo en el SE), en la costa suratlántica, las Baleares, Ceuta y Melilla.
Las precipitaciones son escasas, de 800 a 300 mm anuales, especialmente en la costa mediterránea, mientras que la zona suratlántica es algo más húmeda. Los máximos en la costa levantina se dan en otoño, coincidiendo con las tormentas y la gota fría generadas por el calentamiento del Mediterráneo. Por su parte, la zona del Golfo de Cádiz registra su máximo de precipitaciones entre finales de otoño e invierno, siendo causadas por la entrada de borrascas atlánticas.
Las temperaturas presentan veranos calurosos (medias por encima de 22ºC) e inviernos suaves (medias no bajan de 10ºC), lo que genera unas amplitudes térmicas anuales moderadas (entre 12ºC y 16ºC).
Climograma, Cádiz
Cádiz
Climograma, Alicante
Alicante
Climograma, Barcelona
Barcelona

  • Mediterráneo de interior:
Comprende todo el interior peninsular salvo las zonas de alta montaña y parte del valle medio del Ebro. Su principal característica es el aislamiento del influjo marítimo debido a la anchura y la disposición del relieve peninsular, lo que le otorga una carácter "continentalizado".
Las precipitaciones también escasas (por debajo de 800 mm), muestran notables diferencias entre las depresiones castellanas y del Ebro, menos abundantes (por el encajonamiento al que las somete el relieve y por el anticiclón térmico que se forma en invierno) y con máximos en primavera (penetran las borrascas atlánticas);  y el sector occidental, con precipitaciones más abundantes (más incidencia de las borrascas atlánticas) y máximos en invierno.
En cuanto a las temperaturas, la característica definitoria son las importantes amplitudes térmicas (por encima de los 16ºC), ya que los veranos siguen siendo calurosos (superando los 22ºC de media) pero las con inviernos más fríos, en especial en la submeseta Norte y tierras altas de Guadalajara, Teruel y Cuenca (las heladas hacen descender las mínimas hasta los 6ºC / -3ºC de media).

Climograma, León
León


Climograma, Madrid
Madrid
Climograma, Cáceres
Cáceres
Climograma, Teruel
Teruel
Climograma, Granada
Granada
  • Mediterráneo árido / semidesértico:
Este variante de clima, con similitudes al tipo estepario, se localiza tanto en el SE peninsular (Almería, Murcia y Albacete) como en el Valle medio del Ebro (zona de los Monegros y las Bárdenas Reales). 
Las precipitaciones anuales son muy escasas (por debajo de 300 mm) porque los abrigos rocosos aíslan estas zonas de las borrascas marítimas y encañonan vientos secos de sotavento o advecciones procedentes de África. La zona más árida es el desierto almeriense con registros de precipitaciones por debajo de los 150 mm, mientras que la zona manchega es algo más lluviosa (en torno a 300mm).
En cuanto a las temperaturas, podemos distinguir entre: las estepas cálidas, en la zona costera del SE, con inviernos suaves (por encima de 10ºC), las estepas frías de la Mancha y el valle del Ebro, con inviernos más acusados (en torno a los 6ºC e incluso menos).
Climograma, Almeria
Almería
Climograma, Murcia
Murcia

Climograma, Utebo
Monegros (Aragón)
4.3.- Clima de Montaña:
Zonas montañosas por encima de los 1000 m. de altitud, ya que este factor climático hace que las temperaturas disminuyan (gradiente térmico de -0´6ºC / 100m) y las precipitaciones aumente (lluvias por remonte del relieve).
Las precipitaciones suelen superar los 1000 mm anuales y en invierno son frecuentemente en forma de nieve. Respecto a las temperaturas presentan una media anual baja (inferior a 10ºC), con inviernos especialmente fríos (meses por debajo de 0ºC) y veranos frescos (rara vez superan los 22ºC).
En las zonas montañosas del centro y sur este clima varía ligeramente con veranos algo más cálidos y secos.
Climograma, Viella
Viella (Pirineo catalán)

Climograma, Cerredo
Cerredo (Picos de Europa)
Climograma, Hoyos del Espino
Hoyos del Espino (Sª de Gredos)
Climograma, Pradollano
Pradollano (Sierra Nevada)


4.4.- Clima subtropical canario:
El dominio climático canario es original debido a varios factores:
- Situación latitudinal en el extremo sur de las zonas templadas, en contacto con la zona intertropical, hace dominen los anticiclones tropicales y los vientos alisios del NE. El desplazamiento estacional del anticiclón de las Azores permite que penetren borrascas atlánticas en invierno y masas de aire sahariano en verano.
- La corriente fría de las Canarias estabiliza las masas de aire, especialmente en verano.
- El relieve insular genera visibles contrastes entre las vertientes de barlovento expuestas a los alisios (más frías y húmedas) de las laderas de sotavento (más secas y cálidas).

  • Precipitaciones: muy escasas (por debajo de los 300 mm anuales) en las zonas bajas, especialmente  en las islas orientales, y más fuertes en invierno. En cambio, las zonas montañosas, sobre todo de las islas occidentales, son algo más húmedas.

  • Temperaturas: cálidas todo el año (ningún mes por debajo de 17ºC), lo que da una amplitud térmica reducida (menor de 8ºC). No obstante, sí existen diferencias entre las zonas costeras (más bajas) y las de montaña (más amplitud).

    Climograma, Arrecife
    Arrecife (Lanzarote)
Climograma, Santiago del Teide
Santiago del Teide (Tenerife)

Climograma, Puerto de la Cruz
Puerto de la Cruz (Tenerife)




ESQUEMA SINTÉTICO SOBRE LOS TIPOS DE CLIMA DE ESPAÑA:


Siempre recomiendo que para asimilar mejor los conceptos sobre la climatología de España resultan de mucha utilidad las noticias meteorológicas que dan todas los canales antes o después de las noticias. En concreto a mí me gusta la información del tiempo que dan en La 1, por su extensión y rigor.
Además, actualmente hay un nuevo programa sobre información meteorológica muy ameno y didáctico que ayuda a comprender los mapas sinópticos. Se llama "Aquí la Tierra" también en TVE, justo antes del Telediario 2. Si no tenéis ocasión de verlo se puede acceder a todas sus emisiones desde su web:
Aquí la Tierra

No hay comentarios:

Publicar un comentario